Ernesto Deira
(1928 - 1986)




Piedra lunar
, 1985
acrílico sobre tela- 91,5 x 102,5 cm
Ingresó en 2005. Donación de la FJBC, que adquiere la obra en el marco del programa Matching Funds ArteBA-Zurich, 2005



Pintor, dibujante y grabador nacido en Buenos Aires, en 1928.
En 1954, luego de culminar su carrera de Abogacía, se inició en la pintura con Leopoldo Torres Agüero, continuando sus estudios con Leopoldo Presas.
En 1958 realizó su primera muestra individual en la Galería Rubbers, donde presentó paisajes y naturalezas muertas. Más tarde, sus obras adquirieron ciertos rasgos expresionistas, manifiestos en la espontaneidad de los trazos.
En los albores de los años 60, tanto las críticas lanzadas hacia el campo artístico oficial como la emergencia de nuevos lenguajes plásticos configuraron una atmósfera vanguardista. En ese contexto surgió la Otra Figuración, grupo que constituyó Deira junto con Luis Felipe Noé, Rómulo Macció y Jorge de la Vega, colectivo que marcó un punto de inflexión dentro de la historia del arte argentino. El objetivo que unió a sus integrantes tuvo su anclaje en la necesidad de liberar la figura humana a partir de una representación pictórica más sensible, mediante la cual fuese posible reflexionar acerca de la existencia del hombre.
Siguiendo el camino iniciado por los informalistas y enmarcado por los lineamientos planteados por la Neofiguración, la agrupación acabó con el concepto de pintura bella, rompió esquemas y empleó nuevos materiales. Utilizó un lenguaje abstracto pero con claras referencias figurativas, plasmando la angustia y la fragilidad humana con cierto tinte sarcástico.
Desde entonces, figuración y abstracción convivieron en las producciones de Deira, las cuales se caracterizaron por un marcado carácter gestual. Rasgo logrado mediante ciertos recursos aprehendidos del Informalismo, tales como el chorreado de la pintura y la densidad matérica. En consecuencia, en ese período, la expresividad de las texturas predominó sobre la sensibilidad de los trazos, principalmente en la serie donde volcó sus indagaciones sobre el caos primigenio, manifiesto en el aparente desorden de sus composiciones.
Esa postura situó al artista en un lugar opuesto a las corrientes geométricas y a la representación mimética de la realidad.
Hacia 1965, la indagación acerca de su realidad circundante lo condujo a plasmar la imagen del hombre con mayor expresividad empleando como medio para tal fin la deformación y la desarticulación de la figura humana. Asimismo, el óleo fue dejado de lado ya que comenzó a usar pintura acrílica, cambio que le permitió obtener una mejor depuración de la figura.
A partir de la década del 70, luego de la disolución del grupo, el artista abandonó las violentas distorsiones y la coherencia del color.
En 1975 se instaló en Europa, participando en múltiples eventos artísticos.
Llevada a cabo dos décadas después, Piedra lunar permanece fiel a aquellos postulados propuestos en la década del 60. A través de una paleta de colores saturados, trazos libres y formas planas, el autor continúa evocando la figura del hombre, destacada del resto de los elementos de la composición por un tratamiento de mayor verismo.
Además de su intensa actividad pictórica, en 1966 se desempeñó como profesor y crítico de arte en Cornell University, Ithaca, New York, Estados Unidos.
Expuso sus obras individual y colectivamente en museos, galerías y salones tanto en Argentina como en Chile, España, Francia, Bélgica, Alemania, Italia y Suecia. En 1979 participó en la IV Bienal de Grabado Latinoamericano de San Juan de Puerto Rico, y en la Bienal de San Pablo, en 1985. También concurrió como invitado de Honor al XLVIII Salón de Rosario de 1982.
Entre sus reconocimientos se destacan: Premio Lozada, Salón de Acuarelistas y Grabadores 1958, Segundo Premio, III Bienal de Córdoba 1966, Premio Palanza 1967, y Premio Fortabat 1984.
En Argentina, poseen obra suya las colecciones públicas del MNBA, del MAMBA y el MALBA, entre otras entidades. Además también cuentan con su producción el MOMA, el Museo Guggenheim de New York y el MAM de París.
Falleció en la capital francesa, el 1 de julio de 1986.
Ese mismo año, el MPBARGR realizó una muestra-homenaje.