Ernesto de la Cárcova
(1867 - 1927)




Naturaleza muerta
sin fecha
óleo sobre tela- 62 x 56 cm
Firmado en el ángulo inferior izquierdo.
Ingresó en 1956. Donación de Domingo Minetti
.



Nació el 3 de marzo de 1867, en Buenos Aires.
En primer término fue discípulo de la AEBA, donde estudió hacia 1885 con Francisco Romero.
Más tarde y por consejo de éste, se trasladó a Europa. En el viejo continente ingresó a la Real Academia Albertina de Turín. Allí recibió la influencia de los hermanos Doménico y Girolamo Induno, los primeros en reaccionar contra el academicismo. Ambos, con intensión social, trataron asuntos relacionados con la vida de los humildes y menesterosos.
En esa misma ciudad, De la Cárcova expuso su pintura Sin pan y sin trabajo. Obra paradigmática que manifiesta la expresión de sus convicciones socialistas y de un ambiente en el cual la predilección por los temas de la vida popular fue imperante.
En Italia, también concurrió al Real Instituto de Roma, siendo Giacomo Grosso su principal maestro. Luego visitó París, sitio que por entonces constituyó el nuevo centro artístico europeo. Allí pudo captar tanto las tendencias académicas como las enseñanzas de Jean Baptiste Camille Corot, Berthe Morisot y Pierre Puvis de Chavanes, entre otros.
Desde el punto de vista estético, en los primeros años del decenio, predominó en su obra la influencia italiana, principalmente de los macchiaioli. La sustitución del pasaje cromático a favor del empleo de la mancha, la pincelada expresiva frente a la frialdad academicista y la preferencia por el verismo en la forma de representación constituyeron algunas de las innovaciones de dicho grupo, tomadas por el artista.
De esa época datan sus conocidas pinturas de contenido social.
Más tarde, realizó retratos y naturalezas muertas al óleo y al pastel. En sus últimos años, la paleta se aclaró, y en su obra comenzó a evidenciarse su preocupación por los problemas de la luz y la atmósfera. Así lo demuestran sus obras Contraluz, del período 1923-1927, Sobre el banco del jardín y Naturaleza en silencio, telas de acentos impresionistas.
Naturaleza muerta corresponde a esa última etapa de producción.
La figura de De la Cárcova dentro del campo artístico funcionó como nexo entre dos períodos de la pintura argentina. Este autor de corte academicista, que en un momento adhirió al naturalismo social de origen italiano, hacia el final de su vida realizó obras como ésta que, si bien no pueden aún ubicarse dentro del movimiento impresionista, manifestaron entonces las preocupaciones propias de dicho movimiento.
El artista cumplió un rol preponderante tanto en la institucionalización del arte en Argentina como en la formación de futuros artistas. Entre otros cargos, fue el Primer director de la ANBA, Miembro del Consejo Deliberante de la Capital Federal, Presidente de la SEBA, y director y fundador de la ESBA, que hoy lleva su nombre.
Expuso sus obras tanto en Argentina como en Italia y Estados Unidos.
Recibió distinciones como: Medalla de Plata, Roma 1892, Medalla de Oro, Exposición Internacional del Centenario 1910, y Medalla de Oro, Premio Adquisición, Salón Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires 1914.
Poseen obra suya el MNBA, MMAAES y MPBARGR, entre otros.
Falleció en Buenos Aires, el 28 de diciembre de 1927.