Tsuguharu Foujita
(1886 - 1968)



Autorretrato
,
1932
tinta y acuarela sobre papel - 33 x 28.5 cm
Firma a la izquierda. Ideograma en japoné. "Foujita 1932"
Ingresó al museo en 1932. Donación del autor





Fille endomnie
,
1932
tinta y carbonilla sobre papel- 37.5 x 56 cm.
Firma a la izquierda. Ideograma en japonés. "Foujita 1932"
Ingresó al museo en 1932. Donación


Foujita asistió a la Escuela Imperial de Bellas Artes de Tokio, hoy Universidad Nacional de Artes y Música, y se graduó en 1910. En 1913 viajó a Europa y se instaló en Paris. Durante los años 20, frecuentó a los llamados artistas de la Escuela de Paris, entre ellos a Modigliani, Soutine, Leger y Picasso. Participó de salones y numerosas exhibiciones, destacándose su envío al Salón de Otoño de 1922: el desnudo de la modelo Kiki de Montparnasse titulado Reclining Nude with Toile de Jouy. Regresó a Tokio durante la Segunda Guerra Mundial, pero volvió a Europa en 1950 y se convirtió en ciudadano francés en 1955. Más tarde adoptó la fe católica y bautizado como Leopold en 1966, realizó la decoración de la capilla de Nuestra Señora de la Paz en Reims. Recibió la Orden Belga del Rey Leopold y la Legión de Honor en 1957.
Foujita adaptó las técnicas de la pintura japonesa al modo de la pintura occidental, especialmente en figuras femeninas y gatos. En su primera época, sus composiciones se caracterizan por la elección de una paleta reducida de color y la utilización de una técnica personal que con sutileza intenta representar la calidad nacarada de la piel de sus desnudos. Trabaja sobre fondos blancos preparados al agua y al aceite con tinta negra japonesa, sumi, creando una línea serena y enérgica con la que define los contornos de sus figuras. Luego ilumina los dibujos con aguadas apenas perceptibles, acentos moderados de color que no interfieren en su intención de crear composiciones de carácter monocromo.
Esta es la técnica utilizada en Autorretrato y Fille Endormie, ambas fechadas en 1932 y adquiridas en la exposición que Foujita realizara en la sede del Museo Municipal de Bellas Artes de Rosario ese mismo año. El artista había iniciado un recorrido por América junto a la modelo Madeleine Lequeux , luego de dejar a su mujer Youki en 1931. Durante el viaje, realizó numerosos dibujos y retratos de la modelo -quien moriría en Japón un par de años después- que fueron expuestos en nuestro país y en Bolivia, Brasil, Perú, México y Cuba con gran éxito de público y ventas.
En Fille Endormie representa a Madeleine de medio cuerpo, con una visión occidental del desnudo que no elude la evocación de la tradición pictórica japonesa. En Autorretrato interpreta su personalidad y estilo, logrado con sus anteojos, bigote y corte de pelo característicos, que conservó el resto de su vida. La actitud y manera de sostener el pincel se repiten en otros de los numerosos autorretratos del artista, entre ellos aquel fechado en 1931 que hoy integra la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. En él se observa al artista de cuerpo entero, con un retrato de Madelaine al fondo, la misma modelo de Fille endormie que lo acompañó en su gira latinoamericana.