José Malanca
(1897 - 1967)



La Paz moderna, ca. 1927
óleo sobre tela- 100 x 120 cm
Firmado en el ángulo inferior izquierdo.
Ingresó en 1928. Donación de Rosa Tiscornia de Castagnino.



Nació el 10 de diciembre de 1897, en el seno de una familia de inmigrantes italianos, en San Vicente, Córdoba.
En 1917 ingresó a la Academia Provincial de Bellas Artes, de donde egresó en 1920. Tuvo como profesores a Tarquino Bigazxi, Emilio Caraffa, Manuel Cardeñosa y Emiliano Gómez Clara. Este último ejerció una notable influencia en su orientación.
En su primer año de estudio envió al Salón Primavera dos dibujos a pluma, acuarelados, los cuales fueron admitidos. Desde entonces mantuvo una continuidad de aceptación a lo largo de su trayectoria artística.
En 1918 realizó una exposición con Antonio Pedone y Héctor Valazza. En 1922 le otorgaron el Tercer Premio en el Salón Nacional de Bellas Artes, por su obra Huertos de la sierra, en la que fue evidente el influjo de Fernando Fader.
En 1923 viajó a Europa junto con Pedone, Valazza y Francisco Vidal. Pintó en España e Italia, en especial en Ávila y en la Toscana. En 1925 se dirigió a Zurich para visitar la muestra retrospectiva de Giovanni Segantini, quien lo influyó notablemente.
Las pinturas de esa época muestran el interés que el artista tuvo por el paisaje europeo, fundamentalmente hacia la campiña italiana. Esas escenas fueron resueltas mediante la utilización de perspectivas lejanas, colores tenues y azulados, los cuales le otorgaron al cuadro un carácter tanto idílico como poético.
En 1926 regresó al país y en 1927 partió hacia Bolivia, donde se dedicó a la pintura de paisajes americanos, en los que buscó plasmar su soledad y desolación. La obra La paz moderna fue pintada en dicho país. En el marco de un postimpresionismo de raíz americana, el autor reveló una fuerte voluntad constructiva geometrizando las formas del paisaje. Allí, cada plano fue tratado con una paleta de colores intensos y con una técnica puntillista que revela su afinidad con el artista italiano Segantini.
Gran parte de su producción la dedicó a representar los escenarios naturales de su provincia natal, Córdoba.
Realizó exposiciones en galerías de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, Río Ceballos, Villa Carlos Paz, La Plata y Rosario. Asimismo, mostró sus obras en Bolivia, Estados Unidos y Perú.
Obtuvo el Premio Estímulo en el Salón Nacional de Bellas Artes de 1931 por su obra Mañana de Baxc.
Murió en La Rioja, en 1967.