Leopoldo Presas
(1915)




Sin título
, 1984
óleo sobre tela- 144 x 103 cm
Firmado y fechado en el ángulo superior izquierdo.
Ingresó en 1999. Donación de la FJBC. Premio Rosario 1999.


Nació el 21 de febrero de 1915, en Buenos Aires.
Inició sus estudios en la ANBA, y concurrió también al IAAG, institución donde Lino Enea Spilimbergo dictaba clases de pintura. Expuso por primera vez en 1939 con el grupo Orión, del cual fue miembro fundador junto con Luis Barragán, Ideal Sánchez, Vicente Forte y Bruno Venier, entre otros.
Esos jóvenes artistas adhirieron a una estética ecléctica de corte surrealista con algunos tintes líricos. No obstante, realizaron sólo dos exposiciones. Una de ellas, en la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos, y la otra, en la Galería Müller.
En esa época, paralelamente a su actividad artística, Presas organizó un taller de diseño dedicado al estampado de telas. Asimismo, hacia los años 60, su obra adquirió influencias del Informalismo y de las tendencias neofigurativas. De ese período, datan las series: Los cerdos, Los personajes y Los reyes de la podredumbre. En ellas, el artista exacerbó sus posibilidades expresivas a través de la utilización de los elementos del lenguaje plástico. Con la línea y la mancha logró estilizaciones y deformaciones en las formas, a las cuales potenció con una paleta de colores saturados y vibrantes, empleando tintes primarios y complementarios. También usó ocres y tierras.
A pesar de haber sido considerado como un pintor intimista, la gestualidad contenida y la intención de desborde cromático lo acercaron al Expresionismo. En su particular manera de abordar los temas, el artista incorporó su costado onírico, haciendo referencia a su filiación inicial surrealista.
La obra perteneciente a la colección pone de manifiesto las herramientas fundamentales con las que Presas construyó su lenguaje: el dibujo y el color. En ella, cromas puros y traslúcidos se superponen en capas, creando efectos de profundidad y sensualidad en la composición. Tanto el tamaño como la ubicación central jerarquizan la figura femenina trabajada mediante un entramado de planos y líneas de contorno. La temática de la mujer, ha sido recurrente a lo largo de su trayectoria, convirtiéndose en uno de los motivos preferidos por el autor.
Entre 1950 y 1951 recorrió Europa, visitando Francia, España, Bélgica e Inglaterra. Finalmente, en 1979 se radicó en París hasta 1987. En esa época surgió la serie titulada Puertos, con ciertas referencias expresionistas.
Entre otras actividades artísticas, en 1954, junto con Leopoldo Torres Agüero, el artista realizó un mural en Recoleta que cubre la bóveda de la Galería Santa Fe.
En 1976 fue nombrado Miembro de Número de la ANBA.
Realizó diversas exposiciones individuales y colectivas en distintos países del mundo. Participó en la Bienal de Venecia, en las ediciones de 1956 y 1959, año éste último en el que asistió también a la Bienal de San Pablo.
Algunas de las distinciones obtenidas fueron: Gran Premio de Honor, Salón Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires 1959 y Premio Palanza, ANBA 1963.
En 1994 se realizó una gran retrospectiva de su obra en las SNE.
Vive y trabaja en Buenos Aires.