Eduardo Schiaffino
(1858 - 1935)




Desnudo
,1888
óleo sobre tela - 50 x 58 cm
Firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo.
Ingresó en 1942. Adquisición




Boulevard de París
, 1888
pastel sobre tela - 47 x 28 cm
Firmado y fechado en el ángulo inferior derecho.
Ingresó en 1930. Adquisición



En el siglo XIX, desde la década del 70 y bajo la orientación liberal de los presidentes de la generación del 80, Argentina mostró una ruptura con los viejos esquemas heredados de la organización colonial. Dentro de ese marco se organizó el arte argentino, ámbito en el que se hicieron frecuentes los viajes a Europa gracias el otorgamiento de becas llevado a cabo por parte de los organismos oficiales. Luego de esa experiencia, los artistas regresaban con un bagaje académico ecléctico ya que se habían visto influenciados por corrientes tales como el Neoclasicismo, el Romanticismo, y el realismo de intención social, entre otras.
En ese contexto estuvo inmerso Schiaffino, nacido el 20 de marzo de 1858, en Buenos Aires.
Fue uno de los principales representantes de la generación del 80, y tuvo una marcada importancia en la institucionalización de las artes visuales argentinas durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX. Se destacó no sólo por su producción artística sino también como historiador, crítico de arte y fundador de importantes instituciones.
Fue discípulo de José Aguyari y, junto con ese maestro, Alejandro Sívori, Alfredo Paris, Carlos Gutiérrez, Julio Dormal y Emilio Agrelo, fundó la SEBA en 1876, institución que dio lugar al nacimiento de la ANBA, tiempo después.
En 1885, becado por el Ministerio de Instrucción Pública, viajó a Europa para perfeccionar sus estudios artísticos. En Venecia estudió con Egisto Lancerotto, y en París con Raphaël Collin y Pierre Puvis de Chavannes. Frecuentó distintos museos, publicando esas experiencias en El Diario y Sud América de Buenos Aires, bajo el seudónimo de Zigzag.
Regresó a Buenos Aires en 1891, donde escribió textos sobre arte para el periódico La Nación. En 1895 fue nombrado Director del MNBA, cargo que ejerció hasta 1910. En 1904 fue Comisario en la muestra internacional de Saint Louis, Estados Unidos. Exposición en la que, por primera vez, hubo una participación argentina organizada oficialmente. En 1906 retornó a Europa con el objeto de comprar obra para el museo y calcos de escultura para la enseñanza del arte. Luego comenzó a escribir la historia de la pintura y de la escultura en Argentina, alcanzando a publicar sólo un tomo, en 1933.
Si bien su producción plástica no fue abundante debido a su interés por otras actividades artísticas, es posible determinar diferentes etapas dentro de su proceso.
Desnudo posee los rasgos de sus primeras producciones llevadas a cabo en la Academia Colarossi de París, donde recibió una sólida formación académica y tradicional. El cuadro, titulado originariamente Après le bain, muestra una escena ambientada en una habitación burguesa. Esta obra, cuyas formas se destacan por la nitidez de los contornos, se relaciona con las enseñanzas del naturalismo. Allí, tanto los detalles como el juego de transparencias y reflejos suscitados en la imagen destacan al autor como un delicado miniaturista. Características que se corresponden con las recreaciones minuciosas de la anécdota y de los ambientes típicos de la novela naturalista de Emile Zola, que influenció notablemente la pintura francesa de esos años.
La elección de una paleta de colores quebrados, el juego establecido entre tintes complementarios, las sombras de color y la iluminación acercan esta composición a los planteos del modernismo francés de fines del siglo XIX. Al mismo tiempo, da cuenta de su intención luminarista.
Del mismo año data Boulevard de París, obra resuelta a la manera de los pintores impresionistas, donde los paisajes urbanos parisinos son logrados mediante la transparencia y superposición de tintes, con el predominio de las gamas azules.
Schiaffino ha llevado a cabo múltiples actividades artísticas, obteniendo entre sus reconocimientos, una Medalla de Bronce en el Salón de París de 1889.
Murió el 1º de mayo de 1935, en Buenos Aires.