Antonio Seguí
(1934)




Souvenir de la Commune
, 2001
técnica mixta s/ tela - 200 x 200 cm.
Firmada en el borde inferior, en el centro.
Ingresa al museo en el año 2003. Donación del artista




El peso de Felicitas
, c. 1961
técnica mixta - 85 x 145 cm
Ingresó al Museo Castagnino en 1966. Donación Fondo Nacional de las Artes



Antonio Seguí nace en la ciudad de Córdoba el 11 de Enero de 1934. Allí comienza a estudiar en el campo académico, aunque reconoce como su único maestro de aquella época a Ernesto Farina (1912-1989).
En 1951 viaja a Europa por primera vez. Entre 1951 y 1953 asiste como alumno libre a la academia de San Fernando, en Madrid, y a la Escuela de Bellas Artes de París. En esta estadía amplía su aprendizaje con visitas a museos, donde se interesa por la obra de Goya, Gutiérrez Solana y Daumier.
Regresa a Córdoba en 1954. En 1957 realiza su primera exposición individual en la galería Paideia, y comienza su participación en concursos y salones de arte. Al año siguiente emprende un primer recorrido por América Latina y se instala en México, en 1960. En este país siente gran atracción por el arte precolombino y colonial, y llega a entablar relación con Alfredo Siqueiros y otros artistas norteamericanos representativos de la tendencia del "action painting".
En ese mismo año regresa al país y se instala en Buenos Aires. Luego de un período de abstraccionismo matérico, próximo al informalismo que caracteriza sus primeras muestras en Buenos Aires entre 1961 y 1962, su lenguaje pasa a encuadrarse dentro de la "nueva figuración". Tendencia que reinstala a la figura en la obra pictórica, empleada por Seguí a partir de una construcción personal en donde intervienen elementos del informalismo, del pop art, del arte geométrico, y de otras modalidades. Se trata de una instancia en donde su obra transporta cierta carga irónica con respecto al entorno social, plasmando, al mismo tiempo, reflexiones que exceden ese aspecto. En este sentido, López Anaya considera que "plantea con agudeza los diferentes arquetipos sociales o políticos, las circunstancias alienantes de la vida social, del hombre aislado, encerrado y alejado de la naturaleza".

Desde 1963 vive en París, ciudad en donde realiza las primeras muestras individuales en las galerías Jeanne Bucher y Claude Bernard. Aquí su obra alcanza gran madurez, en tanto exhibe las características simbólico-formales que conservará en los años posteriores, sosteniendo esa carga crítica subyacente en sus trabajos previos. Aparecen los hombres vestidos al estilo de los años 20, distribuidos en situaciones diversas en el espacio plástico.
Entre 1972 y 1973 realiza una serie de obras denominada "Ejercicios de estilo-Retratos de familia", basándose en cuadros de Courbet, Manet, Boudin, y otros.
Luego, retoma la carbonilla y el pastel sobre tela, y realiza "Paisajes campestres". Llanuras de gran extensión donde el ser humano aparece en algunas ocasiones de espaldas y en la parte inferior de la obra. Estos trabajos están resueltos con una paleta de matices oscuros predominando los grises, ocres y otros tintes de valores bajos.
Con la serie de obras basadas en el mito gardeliano, con la cual toma elementos culturales, antropológicos e históricos de su país a pesar de no estar radicado en Argentina, recupera los contrastes cromáticos que había dejado atrás.
Por esta época, atravesada por el clima dejado por la última dictadura militar (1976-1983), empieza a trabajar en la creación del Centro de Arte Contemporáneo en el Chateaux Carreras de la ciudad de Córdoba, que inaugura sus puertas en 1988.
Retoma el uso del óleo y el acrílico sobre tela y empieza a jerarquizar el tema de la masificación del hombre.
A partir de 1986 realiza trabajos caracterizados, principalmente, por la multiplicidad de elementos sobre la misma tela. Las vistas de una ciudad y los personajes caricaturescos fuera de escala, son acompañados por diferentes clases de objetos cotidianos. Hecho que se explica a partir de su mirada particular hacia "el caos de las grandes ciudades". Por eso, cubre la superficie con edificios y personajes mezclados, con los que plantea ciertas características de la sociedad contemporánea.
La obra perteneciente a la Colección de Arte Contemporáneo de Rosario se encuentra inmersa en estos planteos. Fue realizada para el "130 aniversario de la Comuna de París", en 2001. Ocasión en donde se invitó a 20 artistas contemporáneos a participar de una exhibición artística e histórica. Por ende, en este caso, la imagen permite además reconocer ciertos referentes propios de un lugar: París, de manera que la obra llega a adquirir un plus de sentido dado por ese bagaje contextual.
Ha expuesto sus obras en España, Francia, Finlandia, Grecia, Irak, Japón, Suiza, y en la mayor parte de los países de América Latina. Asimismo, realizó notables exposiciones en los principales centros artísticos de EEUU.
En 1984 representó oficialmente a su país en la XLI Bienal de Venecia.
A través de su tarea artística ha ganado numerosos premios y distinciones en la Argentina; EEUU, Francia, Polonia, México y otras naciones. Entre ellos se destacan: Gran Premio otorgado por el "National Museum of Western Art" en la V Bienal International de Tokio (1966); Primer Premio Internacional de Darmstad (1967); Gran Premio otorgado en el Salón de Montrouge, Francia (1977); Premio Bibliofilia, Office de Promotion de I'Edition Francaise París (1978); Segundo Premio Sheraton (Buenos Aires, 1979); Medalla de Honor, VIII Bienal de Grabado (Cracovia, 1980); Premio VII Bienal de San Juan (Puerto Rico, 1986); Premio Di Tella (Buenos Aires, 1989); Gran Premio Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, 1990); y Premio Security (Buenos Aires, 1994).
La Fundación Konex le ha otorgado las siguientes distinciones: Premio Konex de Platino, Gráfica (2002); Diploma al Mérito, Gráfica (2002); Diploma al Mérito, Pintura: Quinquenio 1987-1991 (1992); Diploma al Mérito, Pintura Expresionista (1982).
Fue designado Profesor de Grabado en la Real Escuela de Bellas Artes de Bélgica (1974-1975).
Entre 1985 y 1991 ejerció como Profesor de la Escuela Superior de Bellas Artes de París.
Actualmente, vive y trabaja en esa ciudad.

Bibliografía:

Glusberg Jorge, Del Pop art a la Nueva Imagen, Buenos Aires, Ediciones de Arte Gaglianone, 1985.
Iturburu, Cordova, 80 años de Pintura Argentina, Buenos Aires, Ediciones de Arte Gaglianone, 1981.
López, Anaya, Jorge, Historia del arte argentino, Buenos Aires, Emecé, 1997.
Milizkevitch, Adriana, Antonio Seguí - El peso de Felicitas, ficha de obra, inédita, Rosario, Archivos del Museo Castagnino.
Oldenburg, Bengt, "Seguí", Buenos Aires, Pintores argentinos del siglo XX, núm. 34, Centro Editor de América Latina, 1982.

Nancy Rojas