Lino Enea Spilimbergo
(1896 - 1964)



Paisaje (de San Juan), c. 1929
óleo sobre tela - 127 x 154 cm
Firmado en el ángulo inferior izquierdo.
Ingresó en 1929. Primer Premio Adquisición en el XI Salón de Rosario




Naturaleza muerta
, 1936
óleo sobre tela- 112 x 75 cm
Firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo.
Ingresó en 1937. Donación del Jockey Club Rosario



Nació el 12 de agosto de 1896, en Buenos Aires.
Comenzó sus estudios artísticos en los talleres de dibujo para obreros, y hacia 1915 ingresó en la ANBA, posteriormente denominada ENBAPP. En ese primer período, resolvió sus obras con un lenguaje naturalista de tono impresionista, siendo el paisaje argentino, sus tipos y costumbres, las temáticas elegidas.
Realizó su primer viaje a Europa en 1925. En Italia aprehendió las enseñanzas tanto de los primitivos toscanos como de los grandes maestros renacentistas. En París, estudió junto con André Lothe y se vinculó con otros jóvenes argentinos, integrando luego el denominado Grupo de París.
A partir de la experiencia adquirida en Europa, su lenguaje manifestó un cambio rotundo, donde pudo vislumbrarse la influencia de Giorgio de Chirico, Carlo Carrà, Henri de Waroquier y Roger de La Fresnaye. Sus obras se simplificaron, cobrando mayor fuerza expresiva gracias al despojamiento de formas y colores. Las composiciones se tiñeron de un clima metafísico y sus figuras adquirieron cierta pesadez escultórica. Factores que caracterizaron su producción posterior.
El artista retornó al país en 1928 y, dentro de dichos parámetros, continuó pintando diferentes escenarios naturales.
De esa época data Paisaje. Allí, la importancia del dibujo se advierte tanto en la rigurosidad de la construcción espacial como en la resolución de la perspectiva forzada. El extrañamiento de la atmósfera fue acentuado por el autor mediante la síntesis formal, la composición geométrica y los efectos de luces y sombras. Elementos que refuerzan la evocación de la pintura metafísica italiana.
A partir de los años 30, comenzó a trabajar en otro tipo de series, centrando su interés en la construcción de retratos de indígenas del norte argentino y del altiplano. Esas pinturas se caracterizaron por las proporciones monumentales de las figuras ubicadas en el centro de la composición y por un particular tratamiento de los ojos, resueltos en forma almendrada y de gran tamaño.
Su reconocimiento artístico se vio acrecentado hacia 1933, momento en que obtuvo el Primer Premio en el Salón Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, por su obra Naturaleza Muerta. Del mismo período es Naturaleza Muerta, obra perteneciente a la colección del MMBAJBC. Aquí, el tema es sólo una excusa para desarrollar un lenguaje pictórico moderno, donde el tratamiento sintético y geométrico de las formas manifiesta la impronta de las corrientes vanguardistas europeas.
El artista también llevó a cabo una importante producción gráfica. Entre sus grabados se destacan las monocopias que conformaron la serie Breve historia de la vida de Emma, en las que el autor desarrolló la vida de una prostituta hasta su decadencia. También cabe mencionar los realizados para ilustrar el libro Interludio de Oliverio Girando, donde se destacaron los espacios surrealistas. En el campo de la pintura mural sobresalió su labor realizada en las Galerías Pacífico junto con Antonio Berni, Demetrio Urruchúa, Manuel Colmeiro y Juan Carlos Castagnino. Con ellos fundó un taller de arte mural en 1944.
Entre otras actividades, desarrolló una memorable tarea como profesor, en instituciones como el IAAG, la ANBA, la UNLP y el Instituto Superior de Bellas Artes de la UNT.
Participó en diversas exposiciones nacionales e internacionales.
Entre sus distinciones más destacadas figuran: Primer Premio, Salón Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires 1922, Tercer Premio, XIII Salón Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires 1923, Segundo Premio, III Salón de Otoño, La Plata 1925, Primer Premio Adquisición, IV Salón Anual, Santa Fe 1927, Primer Premio, XI Salón de Rosario 1929, Primer Premio, XX Salón de Acuarelistas, Pastelistas y Grabadores, Buenos Aires 1934, y Gran Premio, Exposición Internacional de París 1937.
Murió el 17 de marzo de 1964, en Unquillo, provincia de Córdoba.